Carousel Editoriales Politica Institucional

Sin respuestas por Pedernera

En diciembre pasado, cuando Óscar Tucker, vicepresidente de Banfield en ejercicio recibió en manos del grupo Pedernera el proyecto del predio, todos los socios del Taladro se ilusionaron mucho con la adquisición de ese lugar especial para hacer crecer a la institución en todo sentido.

Desde ese momento, han pasado casi dos meses y la dirigencia de Banfield solo «encajonó» el proyecto, y una vez más sigue defraudando la confianza de los socios.

El grupo Pedernera trabajó muchísimo para poner en conocimiento del socio de Banfield que es posible adquirir el predio y trabajar para lograrlo, pero la comisión directiva, comandada por Spinosa en las sombras, continúa con el egoísmo de siempre, y solo atiende cuestiones mediáticas para quedar bien parada.

Lo peor desde la presentación del proyecto, fue que desde la dirigencia se convocó a una reunión informativa a todas las agrupaciones menos a Unidos x Banfield, con el claro objetivo de distanciar al grupo Pedernera y sacar rédito de eso. Ese manejo no sorprende, ya que es la manera en que los dirigentes actuales de Banfield actúan.

En éste contexto, la presidenta Lucía Barbuto solo aparece en las fotos de redes sociales, pero nunca se muestra dando explicaciones de los temas importantes del club.

Será muy difícil que éstas actitudes de la comisión directiva cambien a ésta altura de los acontecimientos, ya que hace muchos años que gobiernan el club con personalismo, egoísmo, sin transparencia, y faltandole el respeto a todos los socios.

Está claro también que se comunica lo que se quiere comunicar, y que en la mayoría de los casos lo que se comunica es mentira o solo una parte de la verdad, como sucedió la semana pasada con la información de los juicios del club y otras informaciones.

La actual dirigencia de Banfield, se ampara en los resultados deportivos, y descubre su incapacidad para llevar adelante los destinos de un club que no debería depender del humor, y de las desciciones de un señor como Spinosa, que desconoce dos palabras claves para ser un dirigente honesto y capaz, ética y moral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *