Actividad Politica Carousel Politica Institucional

Silvio Villaverde: «Primero hay que trabajar para Banfield, y luego plantear las diferencias»

Silvio Villaverde, líder de Unidos X Banfield, charló con nosotros en los diez años de la agrupación.

– ¿Cuáles son tus sensaciones en ésta noche especial?

Muy felíz. Porque la pensamos así ésta noche; una noche con todos los sectores. Incluso limitamos la capacidad de nuestro sector, pensando que podíamos juntarnos con todos los sectores políticos del club a celebrar nuestros diez años; creo que es un gesto de madurez de cara a lo que viene, que es Octubre, que hay elecciones, y bueno, muy contento. Cuando uno tiene ganas de que pase, y pasa, es un buen motivo para estar contento.

– Si pudieras sintetizar el recorrido de la agrupación; ¿Cómo lo harías?

La agrupación tuvo un debut, en una época donde fue gobierno. Al poco tiempo de su nacimiento participó de un momento histórico para Banfield, como el primer logro; fue parte de una unión de agrupaciones que en ese momento integraban la agrupación «El Taladro» y la agrupación » Albiverde». Después participó de un segundo período, que lamentablemente terminó en un descenso. A partir de ahí, se produjo una crisis institucional que también arrastró a la agrupación y luego, la gente que fundó éste espacio, tuvo la grandeza de permitir apertura a otros socios, que teníamos ganas de participar. Que no fuimos parte ni de la historia buena, ni de la mala, y que en éstos cuatro años creo que nos hemos posicionado como una agrupación muy importante en la vida política de Banfield. Le hemos dado al socio, en las últimas elecciones, la alternativa de elegir una propuesta, que después no fue la mayoritaria pero fue una alternativa al fin, y ésta elección creo que nos encuentra más maduros; hemos trabajado mucho por el club; a pesar de no ser gobierno, hemos trabajado con mucha responsabilidad; nos llena de orgullo éste acompañamiento que recibimos de todo el mundo Banfield que hoy está presente acá.

– Con todos los amigos que hemos hablado, nos hablaron de unidad, dejar de lado lo individual, para darle paso a lo colectivo ¿ Qué opinión te merece ésto?

– Tenemos que hacer el esfuerzo. Porque el panorama es complejo. Porque el fútbol argentino también cambió, y se fue complejizando. Las diferencias entre los clubes grandes, medianos y chicos se van acrecentando. Nosotros somos un club mediano, y las diferencias son cada vez más marcadas; hay un volver a esa etapa donde el fútbol era para cinco equipos, desde el reparto del dinero; entonces tenemos que ingeniarnos porque tenemos una estructura de club mediano, tenemos convocatoria de club mediano aunque somos muy representativos en la zona. Tenemos recursos insuficientes para sostener trescientos cincuenta empleados, sostener veinticinco hectáreas en Guillón, sostener un plantel competitivo en primera y todo nuestro proyecto de inferiores; de modo que si no logramos unirnos, si no logramos buscar alternativas, el futuro del club, va a ser muy poco viable; y encima ésto nos encuentra en una etapa, donde hay una idea propulsada por el actual gobierno, que los clubes que no son rentables, se transformen en sociedades anónimas, y eso es lo que más tenemos que defender, porque un club como Banfield, no solamente es un club de fútbol, es un motor de crecimiento de nuestra ciudad, con una cuna de valores que se transmiten a través del deporte. Es una forma que hoy nos permite estar todos juntos, aunque venimos de sectores sociales y culturales diferentes, y sin embargo ésta pasión nos une. Porque uno es parte del club; en cambio si fuese una sociedad anónima, una empresa no nos uniría de igual forma. Entonces creo que ahí está la defensa que tenemos que hacer los socios de Banfield, defensa del club social y deportivo que conocemos, que nos dieron nuestros antepasados, y que tenemos la obligación de transmitirle a nuestro hijos, y a nuestros nietos; ese formato de club, es el que permite el desarrollo y la integración.

– ¿Cuánto tiene que ver, armar un buen equipo de trabajo, para que la comisión directiva llegue a buen puerto?

– Es indispensable. Yo recuerdo una frase que no es mía, y que la decía un estadista de la Argentina; decía que cuando había llegado al gobierno, había cien mil puestos de trabajo para cubrir, y que no había cien mil hombres capaces, y que no entendía como los hombres se peleaban por los puestos, cuando en realidad los puestos deberían pelearse por los hombres, y pensando en Banfield, aunque es más chico que el ejemplo, para tener una mesa directiva competitiva, necesitas siete personas con mucha idoneidad; entonces cuando vemos en el club una mesa de treinta dirigentes, es absurdo que los hombres peleen por esos puestos; insisto, los puestos deberían pelear por los hombres más idóneos. Ese debería ser el camino.

– ¿Están capacitados los dirigentes del fútbol argentino? ¿Crees que deberían capacitarse más?

Los clubes crecieron con dirigentes que no tenían capacitación, pero tenían amor y sentido común. Amalfitani, Aliverti, Armando, Iso, Sola, no eran formados en una escuela de dirigentes, pero eran hombres capaces, con idoneidad en sus cargos, con experiencia, con mucho amor por sus clubes, y son los hombres que hicieron grande a los clubes que hoy conocemos. De modo que si bien es cierto que el fútbol cambió, que hoy exige una mayor profesionalización, creo que los dirigentes deben seguir siendo gente representativa de los pueblos, con antecedentes comprobables, con honestidad, con amor por el club, que eso no se reemplaza con ningún cuadro técnico formado para la ocasión. El plus lo da el amor. Es lo que hace que nosotros estemos hoy acá, fuera de nuestras familias, y hagamos tanto esfuerzo, y todo por el amor que sentimos por una camiseta. Un cuadro técnico, por más formado que esté, no lo va a tener nunca.

– ¿Cómo se le habla al socio de Banfield para que tenga participación, no solo de cara a Octubre, sino al tiempo que viene?

Hay que predicar. Lo primero que hay que hacer, es decirle al hincha que se haga socio. Nosotros tenemos entre siete mil y ocho mil socios que pasan por tesorería, y somos un club que tiene muchos más hinchas, y eso está a la vista. Entonces hay que predicarle al hincha que se haga socio, que tiene que pagar la cuota antes que pagar el pack fútbol, porque sino pagamos la cuota, no hay club. Y a partir de pagar la cuota, hay que predicar que hay que trabajar para el club, porque los espacios que no son ocupados por las personas honestas, que quieren al club, después son ocupados por personas que no quieren al club. Entonces hay que vencer los miedos, vencer los prejuicios; en mi caso, nací en Lomas de Zamora y todo el mundo me conoce, conoce a mi familia, como trabajo, y en estos cuatro años de experiencia, me encontré con calumnias, injurias en las redes, y esas cosas dan bronca; muchas veces me planteo si vale la pena, y siempre al final, digo que si el objetivo es que a Banfield le vaya bien, no tenemos que dejar que esa gente nos aparte del objetivo. Banfield es un club que tiene un gran potencial, necesita más socios, más gente participando, gente joven participando, y debemos seguir soñando en un club, donde creo, no tenemos límites; Banfield a demostrado, a lo largo de los últimos veinte años todo su potencial. Es un club que tiene mucho para seguir creciendo, mucho más que los otros clubes de la zona; esto es un fenómeno que se observa. Hay que trabajar ese potencial, para llegar a tener un Banfield grande. Creo que es posible.

– La última. La agrupación Unidos X Banfield trabajó codo a codo con la dirigencia en el predio de Rincón; ¿Ese es el camino?

– Si. Es el camino cuando no hay elecciones; trabajar para Banfield y después plantear las diferencias, si las hay, en una etapa de elecciones, y siempre volver a trabajar para Banfield. Al club no le hizo bien, en la historia más reciente, una oposición que tienda a mostrar las debilidades de gobierno, porque eso debilita al club. Nosotros entendimos que como oposición, teníamos la posibilidad de cambiar el estilo de hacer oposición. Nos animamos a hacerlo, y lo hicimos, y estamos muy orgullosos de eso. Veremos si podemos armar una lista de unidad, y si no podemos, volveremos a confrontar con respeto, como ya lo hicimos, y al otro día, volver a trabajar para el club. Ésta es la forma, no le vemos otra variante.

– Gracias Silvio. A seguir disfrutando de la noche.

Gracias a ustedes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *