Carousel Fútbol Profesional Superliga

Golpe de efecto

Banfield volvió a ser, con un gran partido en todas las líneas, sacó adelante un partido difícil y le ganó a Vélez por 1-0 con el gol de Reinaldo Lenis.

Luego del clásico, Banfield se presentó ante su gente y dejó más que un buen sabor de bocas al vencer a un gran equipo cómo lo es el Vélez del «Gringo» Heinze. En el primer tiempo, los de Falcioni debieron irse ganando al vestuario pero la imprecisión en el último toque no le permitió concretar todo lo que generó. El «Fortín» estaba nervioso por el juego que le propuso el equipo de Falcioni, tal es así que salvo un tiro libre de Leandro Fernández, no lograron llevar peligro hacia el arco de Arboleda. Lo mejor del equipo en esta primera mitad fueron Urzi y el colombiano Lenis, que con sus desbordes por ambas bandas fueron los que más cerca estuvieron de quebrarle el cero a Lucas Hoyos.

En el complemento, el «Taladro» no cambió la ecuación y pese a perder un poco de intensidad producto del desgaste hecho en el primer tiempo, siguió dominando las acciones del partido a su placer. El gol llegó a los 21 minutos, tras un corner rechazado por la defensa «Velezana», Arciero recuperó la pelota en el vértice del área, le cedió la pelota al «Corcho» Rodríguez que lanzó un gran centro al punto penal y Reinaldo Lenis, tal como había hecho ante Unión hace unas fechas atrás marcó la ventaja con un gran cabezazo. Con el resultado a su favor, el equipo de Falcioni adoptó otro rol en el partido afirmándose en el fondo con solides para aguantar los embates de Vélez. Los dirigidos por Heinze no supieron cómo entrarle a Banfield que estaba bien plantado en el fondo y sin pasar ningún sobresalto, el encuentro llegó a su final.

El clásico fue un golpe de efecto que cambió la realidad futbolística del equipo, vimos nuevamente a un Banfield sólido que manejó el partido a su merced ante un difícil rival y llegó a su segunda victoria consecutiva. La Superliga no da descanso y ya es tiempo de pensar en Gimnasia, un rival directo en la zona baja pero del que no habría que temer jugando de esta manera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *