Carousel Fútbol Profesional Superliga

Como marca la historia

Banfield sacó adelante un partido muy difícil y se impuso por la mínima en el clásico del sur ante Lanús. El gol del triunfo lo hizo Julián Carranza.

Banfield llegó al estadio Nestor Díaz Perez con tres premisas, la primera era la que dejó el empate ante Unión, con un golpe de timón a tiempo y una actitud dominante que lo hicieron quedarse con un punto en un escenario adverso. La segunda era el momento que estaba viviendo Lanús, jugando en un gran nivel y con la posibilidad de quedar cómo único líder, pero esta última poco importó en el transcurso del juego porque aunque suene reiterativo, los clásicos son partidos aparte.

Así fue Banfield, a la batalla, sabiendo que debía hacer su mejor partido para quedarse con los tres puntos. Y con el gol de Julian Carranza, los de Falcioni se trajeron los tres puntos del clásico. Una jugada que comenzó con un robo en la banda izquierda, la escalada de Bravo por dicho andarivel y un centro que bajó Jesús Dátolo para el 21, que si bien no lo encontró acomodado al cordobés, supo cómo acomodar el cuerpo para deshacerse de la marca de Valenti y definir ante la salida de Agustín Rossi.

Lamentablemente cuando parecía que todo era color de rosas para el conjunto “Banfileño”, en una jugada aislada cerca del lateral izquierdo, Renato Civelli fue a la caza de una pelota y luego del rechace el árbitro Tello juzgó que hubo un codazo del capitán y por eso le mostró la tarjeta roja. Con este escenario, el “Emperador” tuvo que rearmar la defensa y mandó al campo a Luciano Lollo en lugar de Jesús Dátolo, que fue lo más acertado ya que el local iba a quemar las naves en la desesperada intención de concretar el empate. Mas allá de estos embates ocasionados por algún centro, Arboleda no tuvo mucho trabajo y tras un adicionado de 7 minutos con una lluvia de tarjetas amarillas para el “Taladro”, el juez se llevó el silbato a la boca para decretar el final del partido.

Cómo marca la historia, pese a que Banfield no atraviesa su mejor momento logró un triunfazo en la casa del eterno rival. Este triunfo no sólo le da aire al equipo cuando vemos la zona roja sino que le da un envión anímico que puede comenzar una gran remontada y escalar en la tabla de posiciones.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *