Carousel Fútbol Profesional Superliga

Banfield perdió ante un diezmado River y se complica sólo

El “Taladro” no pudo hacer pie ante el equipo de Marcelo Gallardo y cayó por la mínima con un gol en contra de Canto. Coronel recibió la quinta amarilla y no podrá estar ante Lanús.

Banfield perdió la posibilidad de estirar su “buen” momento ante River en un partido que pintaba accesible debido a que su rival tenía al menos 10 bajas, al que además desde el juego no le sobraba nada, pero aún así los de Sanguinetti no tuvieron volumen de juego y ante el primer ataque profundo de su rival se vieron doblegados. Esta vez ni Cruz, ni Altamirano (responsable en el gol) pudieron salvar un flojo rendimiento colectivo.

La tarde comenzó complicada para Banfield, ya que cuando se jugaban apenas 2 minutos, el conjunto de Gallardo tuvo la primera chance para marcar con un disparo de Rollheiser por franja central, que halló una buena respuesta del arquero “Banfileño”. Como contrapartida, a los 11, el equipo local llegó por primera vez con un remate rastrero y esquinado de Alvarez, que encontró bien ubicado al arquero Bologna. A los 17 se produjo la acción que definió el cotejo: un remate de Palavecino fue contenido a medias por Altamirano, quien dio un rebote largo el cual aprovechó Girotti para abrirse y, con una gambeta, desairar al guardameta. El disparo del delantero corría paralelo al arco, pero el apuro de Canto terminó enviando el balón al fondo de la red y se convirtió en el único festejo de la tarde. Después del tanto, River justificó la diferencia y Banfield hizo poco. La visita no sólo le dió la pelota para esperarlo de contra sino que cortó los circuitos de juego que podía diseñar el “Taladro”. La más peligrosa de Banfield fue a los 33, con un tiro libre de Urzi que exigió a Bologna. Pese a eso River siguió siendo el claro dominador de las acciones en la tarde del Sur.

En el segundo período, las acciones se tornaron algo más friccionadas e imprecisas. La visita, al igual que en la primera parte eligió recostarse más atrás, y cederle a Banfield la pelota que no pudo hacerle ni cosquillas. Con el ingreso del colombiano Cuero, Sanguinetti buscó darle mayor profundidad a sus avances y algo de desborde, pero como viene pasando últimamente, no pudo lograrlo. Precisamente, en la única peligrosa del “Taladro” en el complemento, fue el colombiano quien envió un centro desde derecha al que no llegó bien pisado Cruz y que le permitió al guardavallas visitante quedarse con el balón. Pero ese contexto terminó perjudicando al local que cargó con tozudez pero poco ingenio. El equipo de Gallardo, cansado por el despliegue físico, empezó a recurrir a la infracción táctica para sostener un resultado que le permitió consolidarse en lo más alto.

En conclusión, Banfield sigue jugando mal, coquetea con el fondo de la tabla y además deberá verse las caras con Lanús en el clásico la próxima semana. A rezar por la recuperación de algunos jugadores y por que el equipo pueda sacar chapa en esta situación adversa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *