Carousel Contracara Fútbol Profesional

Arboleda y Fontana, con pocos meses para definir su futuro.

El sub campeonato logrado por el equipo de Javier Sanguinetti dejó muchas cosas positivas desde lo futbolístico. Grandes actuaciones individuales, y sobre todo una imagen colectiva que enorgullece a todo el mundo banfileño.

Dos jugadores fundamentales y parte de la columna vertebral del equipo son Mauricio Arboleda y Agustín Fontana. El 1 y el 9 son parte del presente futbolístico del Taladro, ambos surgidos en la cantera, y con un futuro extraordinario.

Arboleda y Fontana son patrimonio de Banfield, pero como es costumbre en los últimos años se cuida muy poco lo que es verdaderamente del club.

A ambos jugadores se les termina el contrato el 30 de Junio de éste año y por ahora no hay novedades de su renovación. Ésta incertidumbre es para los jugadores, pero también para el club que los vio nacer en el fútbol, y que puede quedarse sin nada si los jugadores se van con el pase en su poder a otras latitudes. Es cierto también que en cada renovación de contrato y otras negociaciones debe existir buena voluntad de ambas partes, pero es peligroso, y hasta negligente dejar siempre el patrimonio del club en las decisiones de jugadores y sobre todo de representantes que están muy lejos de querer el bien de la institución.

Spinosa sabe que debe tratar de poner un parche más para solucionar los contratos del colombiano y el delantero del Taladro. No va a ser fácil, ya que los dos tienen y van a tener ofertas hasta que cierre el mercado de pases.

Arboleda ya dijo en un nota que le realizaron en ESPN Radio Colombia que le gustaría jugar en Europa o en un grande de Argentina; y por el lado del goleador, los teléfonos preguntando por su contrato suenan constantemente y su futuro próximo puede estar en México. El apuro para tomar decisiones, el apriete a jugadores, pensar en el interés personal antes que en el de Banfield es la conducta que Spinosa y sus laderos mostraron en todos estos años, y ésta no va a ser la excepción.

Por ahora Arboleda y Fontana entrenan a la par de sus compañeros, pero su continuidad debido a la «negligencia» de los dirigentes banfileños depende de un hilo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *