Carousel Futbol Juvenil

La sexta se quedó a un paso de la final

La sexta división de Banfield cayó ante San Lorenzo en las semifinales del campeonato de juveniles de la Superliga. Los goles del “Ciclón” los convirtieron Iván Leguizamon y Francisco Flores, mientras que Julián Eseiza descontó para el “Taladro”.

El equipo del “Flaco” Bilos quedó a las puertas de la gran final del torneo tras caer en el Lencho ante San Lorenzo, en un partido donde los chicos no pudieron desplegar el gran juego que los caracteriza. En el primer tiempo se notó al equipo un poco ansioso e intranquilo cada vez que tenía la pelota, seguramente el escenario y el gol tempranero de los de Boedo hayan jugado en contra. En menos de 10 minutos, cuando Banfield realizaba una salida desde el fondo, un mal control en un pase hizo que Iván Leguizamon reciba la pelota y desde el vértice izquierdo del área saque un bombazo al ángulo lejos del alcance de Cuellar que terminó colándose en el ángulo. Con el resultado adverso, la categoría 2002 fue en busca del empate dejando espacios atrás que los “Azulgranas” aprovecharon cada vez que podían y cuando parecía que Banfield se había acomodado en la cancha llegó el segundo de San Lorenzo. Un tiro de esquina desde la derecha que Francisco Flores terminó empujando a la red entrando con soledad en el segundo palo.

Para el complemento la charla de Daniel Bilos y de Julio Barraza fue vital, el equipo salió con otra cara, mayor intensidad y precisión que terminaron dándole el descuento antes de los 15 minutos, un centro perfecto de Abel Amaya para el cabezazo de Iker Scotto, que contuvo el arquero, pero el rebote fue capitalizado por Julián Eseiza que descontó para el “Taladro”.

El conjunto “Banfileño” continuó insistiendo por las bandas, tanto Matías González cómo Nicolás Villagra se hicieron dueños del juego y con centros de Nacho Rodríguez para Scotto el equipo buscaba el empate. Pero cómo pasó en el primer tiempo, en el mejor momento de los dirigidos por Bilos llegó el gol de San Lorenzo, Flores rechazó la pelota desde su área y esa pelota le terminó cayendo a Leguizamon, que ante la salida del arquero definió por arriba marcando el 3-1 final.

Se termina un gran año de la categoría 2002, no de la mejor manera ya que a todos nos hubiera encantado que todo el trabajo realizado por el plantel se corone con un título, pero no por eso deja de ser meritorio lo realizado hasta acá. Este equipo que en menos de un año logró dos semifinales en los torneos juveniles y en medio logró el subcampeonato en China, dejando siempre a Banfield en lo más alto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *