Carousel

Abandonadas a su suerte

A través de las redes sociales, padres de chicas que juegan al hockey en Banfield contaron la triste situación que les toca vivir: el club no les da ropa ni la posibilidad de adquirir un uniforme, por lo que juegan con distintas camisetas que llevan cada una.

Cristian Boix Weigandt, hincha y socio de Banfield, fue quien le dio visibilidad a la noticia en las redes sociales reproduciendo el testimonio de una compañera de trabajo que tiene a su hija jugando al hockey en Banfield.

A Cristian Weigandt le extrañó que en la foto de la formación del equipo cada jugadora tuviera una camiseta distinta, a lo que la madre de la niña le comentó que «el club no les acercó la posibilidad de adquirir la ropa. No estamos hablando de regalar, si no ni siquiera son capaces de acercar la posibilidad de comprar en una casa de deportes».

Así, mientras sus rivales de Pucará en el debut del torneo contaron todas con sus uniformes, las jugadoras de Banfield se presentaron con lo que pudieron. Una imagen más del club que no queremos seguir viendo, una ratificación más de la nula preocupación por las actividades sociales de esta Comisión Directiva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *